Considerando un valor promedio de resistencia térmica (k) para el ladrillo poroso común de 0,69 W/moK, para un ΔT similar con el mismo flujo de calor se requeriría un espesor cercano a los 0,4m para obtener las mismas condiciones de aislamiento térmico.